La Madre de la Vida

La calma de los muertos

La fiesta fue tranquila para los heroes (excepto para Gustavo, quien anduvo coqueteando por ahi con TODO lo que se movia). Al dia siguiente, decidieron investigar el asunto de los barcos perdidos.

Subiendo al barco Colmillo de Jacques, los heroes se dirigieron hasta los posibles lugares donde se perdieron los barcos. Los marineros comentaron sobre los esporadicos problemas del mar, figurando enormemente los Saghuaghin. Pero no eran lo suficientemente letales como para hundir barcos.

Despues de dos dias, el vigia, Krath, advirtio que se acercaban a la Calma de los Muertos, una terrible condicion acuatica de ausencia de movimiento. Ni una sola ola. Ni el menor de los vientos. Nada.

Los marineros juraron que eso no pasaba en el Mar Giib. Si los barcos perdidos pasaron por aqui, muy seguramente se habrian perdido. El capitan se nego de navegar dentro, pero si ofrecio un bote largo.

Los heroes se adentraron, y utilizaron un elemental acuatico para moverse. Eventualmente, llegaron a una gran capa de sargasso, algas muertas y densas. Tan densas, que se podia caminar sobre ellas. Con algo de dificultad, continuaron adentrandose, ya que Armeyaf habia visto a lo lejos, los trazos de uno de los sellos de Nevecial.

Cuando se adentraron, observaron pedazos de barcos destruidos por poderosas garras, y hasta alcanzaron a ver una enorme creatura arrastrar cuerpos de Saghuaghin. En ese momento, vieron que estaban cerca de un lento remolino, y que en su centro se posaba el sello. Pero de repente, comenzo a quebrarse. Estaba siendo destruido!

Los heroes se apresuraron, solo para observar a un Zenythri lanzar conjuros en contra del sello, y romperlo lentamente. Con feroz dedicacion, los heroes lograron detenerlo, y tomarlo prisionero.

Comments

richterbrahe

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.